martes, 22 de febrero de 2011

LOS OJOS...





Los ojos dicen, son el espejo del alma, y desde luego, no puedo estar más de acuerdo.

Entre ayer y hoy, han salido del baúl de los recuerdos, del mío, dos canciones preciosas de Marisol, bueno también de Serrat, al menos una; bueno a lo que voy, no he podido evitarlo y no solo las he cantando, sino que las he gritado. No sé mis vecinos qué pensarán, pero me ha dado un maravilloso ataque de locura, mis ojos brillaban especialmente, y es que me concentraba en la letra, quizá demasiado sencilla, pero muy, muy directa. Se me iban los pies, las manos, la voz... y los ojos, ojos juguetones, que hablan sin alzar la voz, que transmiten sin tocar, que elevan sin pulsar "arriba", que piden sin suplicar, ojos con muchas ganas de estar abiertos y con mucha vida, ojos que quieren mirar pero sobre todo, quieren ver. Ojos de como me suelen decir, "estás loca".


domingo, 20 de febrero de 2011

SER MUJER ES MARAVILLOSO; NO SOMOS IGUALES, SOMOS COMPLEMENTO.


Hoy me ha llegado por Facebook, este vídeo, y desde luego, me ha emocionado; creo que deja muy claro que somos valientes, somos válidas, somos trabajadoras, somos serviciales, somos sentimentales, y sobre todo, no somos iguales, porque hay cosas que hacemos mejor y cosas que hacemos peor que ellos, pero somos igual de necesarias, porque sin ellos no seríamos y sin nosotras, ellos no serían. 

Son muchas las  mujeres que deben  y tienen que hacerse un hueco día a día, porque lo tenemos más  difícil, pero personalmente pienso, sobre todo,  que es porque son muchas más las mujeres, que no quieren que tengamos ese hueco, porque se sienten amenazadas por un tipo de mujer que siempre ha sido mal visto, que es  en resumen, una mujer luchadora y  ellas, o bien por edad, educación, posición, etc... no quieren entender, que haya mujeres que quieran, sencillamente vivir su vida como quieran. Siempre he pensando que el peor enemigo de una  mujer, somos nosotras mismas, y cada vez me ratifico más y lo peor, que entiendo, que soy mujer, y podría ser muy mala enemiga, pero sobre todo, sé que puedo ser muy buena amiga.

Soy mujer y me encanta, no quiero ser igual, ya lo he dicho, quiero ser una mitad, y quiero ser, una buena mitad. Ser bondadoso y generoso, es lo que al fin y al cabo, cuenta. Es difícil, pero nadie nos dijo nunca, que fuese fácil.

Hoy mi saludo, para todas las mujeres, que como dice Miguel, quieren sobre todo, VIVIR.

viernes, 18 de febrero de 2011

PLANES DE FIN DE SEMANA.



Hoy parece que estoy más contenta, más animada, quizá porque es viernes, quizá porque una duda que me tiene un poco intranquila, parece que  quiere disiparse, quizá por ""... no sé, no hay una razón específica, quizá tan solo sea una vez más, mi mar de hormonas rugientes.

Ayer volvió a visitarme Mr o mejor dicho Lady Hyde. Ultimamente, viene más a menudo de lo normal, pero es que la llaman a gritos, y ella, que se hace rogar, cuando viene, es todo un tifón.

Reconozco que no estoy orgullosa, siempre digo lo mismo, pero es verdad, según se va, digo: ¿ha merecido la pena?

En fin, paso de ese tema.

Cambio de tercio.

Se presenta un bonito fin de semana, no de tiempo, que al parecer, lloverá... es lo que peor llevo, pero si tranquilito, quizá hasta me pueda amuermar, que ya me toca. Mañana por la mañana, mi plan es Partido en mi pueblo, por la tarde, espero que sea una plácida tarde tranquila, y tener ese  merecido descanso que limite con el aburrimiento... tarde de lectura tirada en el sofá o la cama, y sola, bueno sola no, quizá me acompañe, una botellita de champagne fresquito...

El domingo le preveo también tranquilo, clase de hípica por la mañana, por supuesto yo no, yo desistí hace tiempo, reconocí que me gusta más ver trotar que hacerlo yo, aunque reconozco que en las películas, sobre todo de amor, queda de maravilla a la orilla de la playa, pero este deporte o pasatiempo, me pilla ya muy comodona. Que hay que subirse a un caballo, pues nociones tengo y me subo, pero si puedo evitarlo, y tener ese amor con el pie en tierra, pues para qué. Bueno, que me pierdo, que a la clase, la que va es mi hija, que además no es pasión de madre, lo hace de maravilla y la verdad que encima del caballo, queda bien. Me gustaría que siguiese con esta actividad, y que sus amigos o "algo más" venideros, tuviesen ése mismo gusto.

Y seguramente, la media tarde del domingo, la pase junto a mi mami, para ver cómo está y qué es lo que nos cuenta.

No hay nada como aburrirse, queriendo.

lunes, 14 de febrero de 2011

HAY DÍAS Y DÍAS...



Hoy ha sido dificil, bueno, más que dificil, ha sido incomodo, inseguro, incordiante, irritador... nada de triste, lo que ha habido, ha sido una gran falta de sentimiento.
Y no de amor, que nada tiene que ver, en cuestión de amor, estoy muy bien, los hay incluso que me quieren poner más de lo que tengo; San Valentín, lo celebro casi cada día, y en concreto este año, desde el sábado. Mi marido y yo, nos fuimos a comer a Madrid, a un lugar muy chulo con cata de vino incluida, y luego a ver coches, que estamos para cambiar ya que el nuestro va dando problemas.

Pero a lo que vamos, puede que sea el tiempo, el mal tiempo que vuelve, hace frio, chispea, está nublado... puede que sea el trabajo, que aunque es un trabajo que no me gusta, siempre he tenido esa facilidad para ver el lado bueno y siempre he sabido divertirme en la adversidad, pero es que hay cosas, con las que no puedo, como es gente incompetente, pesada, ignorante y que además complican todo mucho y lo que es peor, ganan mucho más que tú, aunque solo sea por restregártelo y hacerte ver que los inútiles, los hay y con suerte... bueno si se puede llamar suerte a que te griten en otro idioma, y te hagan estar de los putos nervios todo el día. La verdad es que viendolo así, prefiero lo que tengo, que al menos estoy tranquila, mientras que no apareza el o la incompetente.
Para continuar, tenemos el maravilloso mundo de la injusticia, que es estar temblando por depender de alguna decisión, tomada con la punta... digamos de la nariz, y ver que puede que se premie a alguien por no hacer nada, o bueno si, incordiar, mentir, injuriar, tocarse los cojones, envidiar, corromper y demás... y el trabajo, el esfuerzo, por qué no decirlo, el dinero, el tiempo, las ganas, las ideas, la planificación, no terminen de tener el valor y el peso que debían tener... aunque de ésto, quizá me equivoque y me esté precipitando, que es lo que creo.
Y para terminar, el coche se vuelve a romper, está KO, en el taller, esperando un veredicto que nos diga, aguanta un poco más o de aquí al desguace...
Ese ha sido el lunes, mi lunes, menos mal que llego a casa,  y mi marido me dice al oido, que está deseando meterse en la cama conmigo y frotarme la espalda para que me relaje y me olvide... esto es amor, así que San Valentín, gracias, no por él, que también, sino por hacerme ser consciente, de que los días son días, los hay buenos, malos y regulares, y que no habría días buenos, sin los demás.

Hoy estoy algo más prudente, se puede ver, menos divertida, también, pero de vez en cuando, estar algo más aplacada, también me viene bien. Cuestión de hormonas.

viernes, 11 de febrero de 2011

miércoles, 9 de febrero de 2011

YA ESTÁ BIEN DE CACAHUETES...



Tengo 40 años, llevo trabajando desde los 18, así que haciendo un pequeño cálculo, llevo en la vida laboral, la friolera de 22 años, y cotizando los 22.

Por esta misma razón, aunque es cierto que también creo, que he tenido suerte en la vida, no permito que nada ni nadie, se me suba a las barbas, salvo que yo quiera y por una razón muy sencilla, YO, gracias a Dios, siempre me he valido por mi misma, si había un huevo para comer, un huevo, y cuando han sido tiempos de caviar, he comido caviar.  De todos y cada uno de esos tiempos, he sido plenamente consciente y los he “capeado” como mejor he podido, intentando joder lo menos posible al prójimo.

Me quiero explicar, que me acelero y no se me entiende.
El testigo de madrugones, compatibilidad entre trabajo-casa, trabajo-marido, trabajo-hija, trabajo-familia, trabajo-diversión, trabajo-salud, trabajo-resto del mundo, tan solo lo sé yo y los a mi, pegados. Yo sé, lo que es dejar a mi hija mala con mi madre, con su abuela, trabajar los días de fiesta, incluso de huelga general, quedarme hasta tarde trabajando, llegar pronto, quedarme sin comer, no ir a las reuniones del colegio porque obviamente son a horas no compatibles con el trabajo, salir corriendo a comprar un disfraz,  cuando ves que hay mamás que se pegan por un “velcro”, recuperar horas porque la niña se pone mala y tienes que ir al médico más de lo necesario, que llegue tu marido a casa, y la cena o la ropa no esté lo idealmente que debería estar, delegar desde bien pequeña en mi hija los deberes, porque mamá no está para ayudarla, responsabilizarla de hacer su habitación antes de salir de casa, combinar agenda para poder ir al cumpleaños de tu suegra, con el único fin de que no haya una cara larga, hacer la compra por internet, encargar el regalo de San Valentín también por Internet y un largo etcéteras... .
Estoy segura que la mayoría de los que me leáis, sabéis de lo que hablo.

A esto debo sumarle mi experiencia personal, novio desde los 15 años, posterior matrimonio a los 22, maternidad a los 24 y consiguiente divorcio a los 32; he tenido alguna relación políticamente incorrecta, pero que después de haberla vivido, tan solo por lo que te enseña y lo que te entregas, merece la pena, al mi al menos; y he tenido y gracias a Dios tengo, la mejor relación que se pueda tener con un hombre, que por suerte, es mi marido actual.
La experiencia del divorcio, por muy deseada que sea, no es nada fácil Ver como se resquebraja la familia que con tanto amor habías intentado hacer, no es algo que se pueda tragar sin ayuda, y llevar a tu hija a un parque de atracciones fantástico, para hacerla partícipe de la decisión tomada y escucharla decir, “no sigáis hablando” mientras que ves a su padre llorar, tampoco es “moco de pavo”. He pasado por cinco, (5) mudanzas, 4 empresas distintas dónde he trabajado, he pasado por la muerte de mi padre que me pilló con 19 años y estoy pasando por el Alzheimer de mi madre, casi de puntillas, por la responsabilidad, otra vez, del trabajo. Y lo peor de todo con diferencia, he atravesado por el momento más duro que he tenido, que es,  ver que tu hija enferma y no sabes de qué, aunque otra vez, dando gracias a Dios, que siempre le tengo cerca,  resurgimos como el ave Fénix y en poco tiempo... me dan ganas de decir, que ha sido un milagro, pero para mí, ha sido así. 
Cultivo más o menos, y dependiendo de quién y de las ganas, mis amistades y a mi familia, hago fiestas en casa, cocino, conduzco, pinto si hace falta, tengo cuatro mascotas, (de tres me encargo directamente) y organizo una casa. Si puedo hacer un favor, lo hago y además, soy la secretaria de un grupo político, donde trabajo mucho y me esfuerzo por defender lo que quiero para el futuro más inmediato que es el futuro que le tocará vivir a mi hija.

Esta es mi vida, que para nada es ni de lejos, una vida complicada, de hecho, creo que hoy en día es una vida de lo más normal, pero sobre todas las cosas,  es la que me hace, por respeto a mi y sobre todo a mi descendiente directa,  no permitir en ningún momento,  que me acobarden ni un minuto. Digo cómo, digo cuándo y digo dónde y todo lo que sea salirse de ahí, es porque yo  quiero y si no lo quiero, siempre tengo la forma de hacerlo saber. La última por ciertas publicaciones soeces, en el juzgado.

Y seguiré luchando cada día que me levante, aunque vaya perdiendo las ganas, y transmitiré a mi hija cada uno de mis hábitos con la esperanza de que alguno le cale y sobre todo la inculcaré, que intente conseguir todo lo que ella quiera, pero que en el camino, intente hacer el menos daño posible y sobre todo, que no le chupe la sangre ni a nada ni a nadie para conseguirlo.

Estoy hasta las narices de ver que la gente quiere vivir bien, sin hacer nada por ello, quiere tener preferencias, caprichos, ropa, salidas, idas, venidas, ayudas, derechos, sin tener ninguna obligación, y a mi, me cuesta muchísimo tener lo poco que tengo, y entiendo, que si hay que ayudar, en un momento puntual, se ayude, porque yo podría estar en ese lugar, pero de ahí, a solo tener derechos y ninguna obligación va un abismo, y lo siento, pero con mi vida de 40 años, ni hablar, me cueste lo que me cueste, aunque sea una parte de la vida que tengo, porque me he dejado parte, en ser lo que soy.

Pienso, que primero me debo respetar yo, para hacerme respetar aunque a veces cueste mucho.

sábado, 5 de febrero de 2011

MIS PADRINOS, MÁS QUE TIOS... PADRINOS


No he visto nunca un homenaje a los padrinos, ni a la figura, ni a ellos como persona, lo único que recuerdo es la película de "La Familia y Uno Más" o "La Gran Familia", donde la figura del padrino, es la figura de un hombre soltero y con posibles... pero si hago memoria, que pocas veces la hago, también puedo recordar a "El Padrino" en varias entregas, un señor demoledor, que mira mucho por su familia, tanto que hasta comete crímenes por su bienestar.

Mis padrinos nada tenían que ver con eso, cierto es que economicamente funcionaban bien, pero porque trabajaban, nada les regalaban y sobre todo mi tía, mi madrina, una de las personas que más he querido y quiero, aunque a veces se me olvida, pero me llama y me lo recuerda.
Mi madrina, para mi, mi tía, aunque no sea hermana ni de mi padre ni de mi madre, más tía que mis tías de sangre por la sencilla razón, de que siempre estuvo ahí, aunque a veces, se enfrentara con sus hijas.

Mi madrina, Concepción Fernández, Coco, para los amigos, "tía" para mi.

Como me decía el otro día, fui su capricho, llegué en una edad para ella y también para mi madre muy especial, a puntito de que la naturaleza las negara ser madres, de hecho, mi tía me tuvo a mi; y me tuvo literalmente, me llevaba a todos los sitios, me hacia preciosos regalos, me llevaba de vacaciones, me mimaba, me iba con ella todos, absolutamente todos los fines de semana a dormir, y todas las mañanas, tenía un croissant de Zabala para desayunar con un ColaCao, que solo sabe hacer ella... cada vez que ibamos a la playa, yo volvía con un hamster y una jaula nueva... y mi tio, decía a todo que no por delante, pero por detrás la animaba a mimarme... hacia "de malo"... aún le recuerdo en su sillón-ball las tardes de partido de futbol, su paquete de cigarrillos Kaiser y las noches, con ellos viendo la película de Sábado Noche.

Realmente era una niña "bien" como decía mi madre, vestía de Lacoste y tenía padrinos que miraban por mi, pero de verdad, padrinos, padrinos. Que eran y hacían su papel, como eran los padrinos antes.

Mi hija, no lo ha tenido, aunque tiene buenos padrinos, sus abuelos, pero no ha sido lo mismo, no ha tenido esa convivencia, los días en la Pedriza con la vuelta a las tantas para convivir todo el día, los Reyes espectaculares, pero espectaculares, los caprichos, los abrazos, las cosquillas en la espalda, los tbo´s de Mortadelo y Filemón, de Zipi y Zape, de Rompetechos... los ultimos y los de pasta dura...

En fin tía, que te quiero mucho, que te lo digo cuando hablo contigo cada semana, que estoy deseando verte y de la semana que viene no pasa, que de lo que te tienes que acordar es de todo lo bueno que has tenido en tu vida, tus hijas, tu marido, tus sobrinos, mi madre y mi padre, y lo bien que os lo habéis pasado y todo lo que hemos compartido.

Para mi eres importante, y es una pena, que no se tenga nada ensalzada la figura de Los Padrinos. Yo sé que si mis padres me hubiesen faltado, mis padrinos hubiesen estado ahí.

martes, 1 de febrero de 2011

NO ME EXTRAÑA QUE SE TITULE "ALTIBAJOS" AHORA TOCA ACELERÓN...


Estoy empezando a pensar realmente, que no me encuentro bien, porque ahora, es que me encuentro muy bien.
Quizá sean los 5 cafés que llevo a las 18:46h (la idea de la cafetera en la oficina fue mía)... y claro, ahora voy dando saltos por el despacho... bueno y si soy sincera, hasta la pastelería de Mary, y hoy, lo siento muchísimo, me he comprado un bollito (porque algo sea reducido) de crema y chocolat... (qué fino quedó eh).

En fin, que si ayer, cansada y todo, me dieron las 2 de la mañana, eso sí, en la cama, enroscada a las piernas de mi "Herc", hoy creo que me darán las 4... claro que él tan contento... (no digo por qué)...

Tengo que empezar a retomar el control, a que mi línea diaria sea continúa y no, en ziz-zag, porque esto como siga así, no sé yo...

Da igual, es como Año Nuevo y el mes de Septiembre, todo propósitos, pero luego, mi "voluntad floja" me puede.
Y si me tomo unas vacaciones? Podría ser esa la solución? o decididamente lo dejo al azar y sigo siendo así... quizá sea el frío, porque esto del frío es horrible, de vez en cuando pareces un caracol, metido en casa y en cuanto sale un rayito de sol... abres unos ojos como los del famoso muñeco "Furby"...

Bueno, me voy saltando a otro lado... con mi aceleración (en este momento, luego Dios dirá).

NO TERMINO DE REFLOTAR. Y MAÑANA REINA MARTE


Tengo a mi hermana, a mi cuñado, y sobre todo, a mi marido, preocupados; no están acostumbrados a verme mucho tiempo de bajón. Yo les digo, que estoy cansada, que no me apetece otra cosa, que cama, aunque no sea para dormir, y es cierto, en mí es muy raro, pero mi médico, que aunque me haya venido a vivir a Ugena y tenga otro "mi médico", el mío, mi Santiago, siempre me ha dicho, que el alma, también necesita descanso, y que para estar arriba, de vez en cuando, hay que bajar para coger impulso y volver a subir la cuesta. Y si lo ha dicho mi Santiago del alma, para mi, suficente.

Hoy mis vecinas, que más que vecinas, para mí, son amigas, han descubierto mi blog; las ha gustado mucho, y espero, que las haya gustado tanto, que se animen y creen el suyo propio.
Realmente es como las he dicho, esto de tener un blog, independientemente, de que te sirva para contarle al mundo tu vida, cosa que al mundo, le trae sin cuidado, sobre todo, para lo que sirve, al menos a mí, es para desahogarme, tener unos pequeños ratos conmigo misma, con mi vida, y con mi corazón, y contar lo que me va pasando.
Desde luego, me encanta, que mis amig@s estén por aquí, aunque no hablen.

En fin, ahora estoy aquí, en la camita metida, y dándole a las teclas, con poco sueño la verdad, y muy, muy relajada escribiendo, pensando en que mañana, quizá, mi alma que está cual submarino en inmersión, reflote y vuelva a tener la alegría que normalmente tengo, aunque mañana es martes, y los temo, reina el dios Marte,  y ya se sabe, "ni te cases ni te embarques"

Esperando os haya servido esta entrada, para que al menos os haya entrado sueño, os deseo, felíz noche, madrugada y sobre todo, despertar.

Por cierto, qué culo tiene Marte...

Entrenando

Ayer entré en el salón de mi casa... y al ver que yo llegaba... mi marido me dijo: "no quieres ver esto ¿no?" (tengo que deci...