miércoles, 27 de julio de 2011

MIRAR SIEMPRE HACIA ATRÁS... MAÑANA PODEMOS SER NOSOTROS


Un lío, completamente liada... y no sé si es porque no debía de haber cenado lo que he cenado, o no debía estar bebiendo lo que bebo... pero independientemente de todo eso, me siento agridulce.

Creo que es  una de las semanas más bonitas que he tenido, porque he tenido a toda la familia en casa (a excepción de mi mami y mis suegros) para celebrar la llegada del nuevo miembro de la familia, porque me queda menos para llegar a las ansiadas vacaciones, que para ser sincera, las necesito... ya un año desde las últimas, con su otoño, su invierno y su primavera... ya sabéis, eso de coger días sueltos, la verdad que como siempre son para hacer algo... sobre todo médicos...  pues no alimentan... porque Huelva me espera, (Dios lo quiera), porque tengo algunos planes de ocio programados que espero cumplir,  porque dentro de lo que cabe, todos vamos hacia delante y vamos capeando los problemas diarios que nos hacen estar tocando tierra siempre... pero abro el Abc o El Mundo... y me encuentro Somalia...

Quizá lo que voy a escribir es absolutamente ilógico, pero hoy tengo "patente de corso", me lo he otorgado yo, como L´Oreal, porque yo lo valgo...
Resulta que he tecleado en la barra de Google, "acogimiento Somalia" y resultado = 0... nada, nada de nada... quizá es que no he sabido hacerlo y he vuelto a intentarlo... te hablan de los problemas, de los niños que morirán por la hambruna... por la sequía, las posibles ayudas de los paises desarrollados, pero nada de acogimiento... me pasó igual cuando el terremoto de Haití... en varias ocasiones llamé a la embajada para ofrecerme a acoger a niños o incluso familias para echar una mano... y por supuesto, me cogieron el teléfono, (varias veces), apuntaron mi nombre... y el famoso "les llamaremos"... y quizá me he sentido peor viendo que no hacía nada mientras las noticias iban sumándose, justo por la semana plácida que llevo.

Sé que siempre habrá gente que la lleve mucho mejor que yo... pero cuántos la llevarán peor? o seré yo en una de las semanas futuras quien la lleve peor?
Para ayudar, tan solo se quiere dinero? obvio que allana muchos caminos, pero abrir las puertas de tu casa, no es allanar un camino?

Muy mal comparado... hoy hemos ido a ver a Pirindolo... y en el camino nos hemos encontrado un perrito... y no hemos dudado en ningún momento en pararnos a recogerle... mi marido más temeroso porque sabía dónde acabaría si no encontrabamos al dueño... por suerte para él y para el perro... y menos para mi y mi hija, era justo de la hípica hacía dónde íbamos... pero si eso se hace por un animalillo que ves necesitado y perdido... qué puedes hacer por un niño con ojos grandes y llorosos cuando abres un periódico?

Aunque la vida nos vaya bien, debemos saber mirar hacía atrás, yo la primera, y ver las necesidades tan enormes que hay... y seguro que no tan lejos...

¿Por qué no facilitan más este tipo de acogimientos o adopciones,  cuando son tan urgentes, como el caso de Haití o Somalia?


jueves, 14 de julio de 2011

CUESTION DE GENEROSIDAD Y DE ¿"FEELING"? ... "Son esas pequeñas cosas..."



Yo era de las que creía poco en el "feeling", ese toque de química, de caerte bien a simple vista... o mal, pero seamos positivos y más en en este caso... pues eso, que creía que eso pasaba cuando conoces a alguien al menos, 1 minuto, pero lo que me pasó ayer, me desconcertó. 

Ayer volvía de trabajar, sobre las tres y pico de la tarde, iba hacía el coche, y me crucé con una persona, de estas personas que encuentras en las playas que solemos nosotros llamar "negritos", que vender pulseras, collares, relojes, gafas... ya me extrañó verle en Illescas, porque obviamente no hay mar y tampoco unas fiestas en las que puedan hacer negocio... justo al pasar a mi altura, nos miramos y me dijo buenas tardes y yo le sonreía y también le contesté buenas tardes y fue cuando se me acercó y me dijo, - Quieres? - haciendo referencia a la bisutería que llevaba... y le dije la verdad, - me pillas sin un céntimo, lo siento, no tengo nada - y era verdad, acostumbro a llevar poco efectivo, justo para no gastar más... y me contesta - no importa, te las regalo, (eran 2 pulseras, una azul y otra roja, con cuentas plateadas, muy bonitas)- ... obviamente y minimamente, me paré y le dije que ni hablar, que no, que se lo agradecía muchísimo, pero no podía aceptar, al menos sin poderle "pagar" por lo menos con alguna moneda... 
-no importa, yo creo mucho en la gente y en lo que me provoca, y quiero regalártelas, creo en el "feeling" y tu me caes bien- 
Me dejó tiesa, literalmente, y mi contestación al verle tan seguro y tan decidido fue decirle, que le cogía una, y él insistió en que cogiese la otra para mi pareja, y le dije que no, que bastante sentía no poder ayudarle con alguna moneda y ya sería mucho por mi parte quitarle el beneficio de venta de las 2 pulseras...

Me fui loca, no sabía como alguien que no me conoce de nada, que su situación económica muy a mi pesar y muy seguro, es peor que la mía, podía haber tenido ese gesto de generosidad, esa buena educación y ese acercamiento a mi sin conocerme, y aunque suene totalmente alocado, pero yo soy muy dada a pensar este tipo de cosas, entendí, que debía ser por algo, quise aprender de la situación, de que un desconocido te pare en medio de la calle y de buenas a primeras te quiera regalar algo... me hizo sentir especial, con conexión con la gente, con buen rollo siempre que haya una sonrisa... me hizo sentir el espíritu de Ibiza... 

Llevo la pulsera desde ayer, y me da que hasta que no se me rompa, no me la voy a quitar... es un recuerdo de lo que hay que, al menos, intentar ser, generoso. No me acuerdo de su cara pero si me acuerdo, del gesto que tuvo conmigo y cuántos hay en su situación y siempre, siempre, conmigo han tenido una palabra amable... (muchas veces lo comentamos en la playa, ¿verdad marido?)... estoy segura, de que este hombre si se encuentra con alguien en una situación difícil, no dudará en echar una mano... 

Toda una lección.

viernes, 8 de julio de 2011

MENOS MAL QUE... VIENE LA FAMILY


Menos mal que no hay nada que no puedan arreglar un par de zapatos... oye como nueva, sales y te compras unos zapatos y pareces otra... vuelve la alegría, el lado positivo, el que hoy es viernes y sobre todo, sobre todo, que mañana viene a casa parte de mi familia que no conozco...

No quiero quedar bien, no es mi familia directa, pero lo es de mi marido y eso la hace mía, sobre todo, porque quiero, porque la he tenido de la misma manera y mmm ... ufff.... ha costado...

Mañana nos juntamos en casa tíos y primos, cuñados y suegros, y me apetece mucho, me apetece volver a ver a  los más cercanos y conocer a los algo más lejanos... ¡¡¡ incluso tengo un primo italiano!!! soy así... de glamourosa...

Me alegra ponerme de largo en esta situación, me apetece ver a mi marido contento y feliz con su gente en casa, que para eso es grande... me apetece que nos contemos cosas, comienzos y ningún final, me apetece también por mi suegro, porque es todo un encanto, habla poco pero con su mirada, dice mucho. Tengo suerte porque son gente "way" que siempre están ahí... ya veo a mi suegra con su ensaladilla llegando a la cocina... y mi marido y yo mirándonos cómplices y echando una risita pícara...

Deseo que pasemos un día fabuloso y también, antes de que acabe, ya estoy pensando en la próxima...

EL QUIZ DE LA CUESTIÓN: COSA DE ESPERMATOZOIDES Y OVULOS



Me encanta conducir, como en el anuncio de BMW, pero en versión light, con un “Chevi”... y en esos “momentos coche” me encanta pensar... y ayer, después de una reunión política correcta pero “escondida”... fui a buscar a mi hija, había visto a su padre, cosa que me alegra enormemente pero fue cuando de manera frívola, pensé, ¿cuánto cuesta la felicidad?... no cuánto cuesta de esfuerzo, que obviamente tienes que poner de tu parte, sino cuánto cuesta a nivel económico y si a veces, dependiendo de la situación y la circunstancia, esa felicidad no se ha convertido en un artículo de lujo para algunos, poniendo en ese caso en tela de juicio, una vez más, la igualdad.

Sé de una pareja, (bueno por face, sé de varias, mis amigas del “Club”)...  porque la conozco de primeras, a los que les cuesta la felicidad, pero en cifras... según se levantan por la mañana, ya les cuesta... quiero decir, que ya, hay que sumar al día a día,  al desgaste, la rutina (que debe ser matadora), al aburrimiento, a la falta de espacio emocional y físico... , al trabajo, a los niños (por mucho que nos digan que los niños unen), a los problemas familiares, a todo eso, hay que añadir el coste en euros. Deformación profesional, soy contable.
En concreto, esta pareja viene de relaciones anteriores, ella casada y con un hijo y él lo mismo, y el pasar de todo y centrarse en ellos como pareja, consiste en,  permitir, tragar y encima sonreír a una situación que pocos (aunque vamos ganando adeptos) aguantarían... el exmarido de ella no pasa la pensión alimenticia desde hace meses, que sumando los meses ya anteriores, deben hacer un total de 2 años... y la exmujer de él, después de que solo él haya pagado la vivienda conyugal durante más de 10 años y ella por pagar 2 haya querido obtener legalmente ese porcentaje de más, vive en la casa ¿conyugal? con el novio precepto y encima se le  pasa religiosamente la pensión de alimentos... así que, a lo tonto se encuentran con un gasto de 600 euros, más el alquiler de vivienda que no se cobra... y es así... no hay más, obligaciones muchas, derechos pocos y según vayan creciendo los "niños" menos... esa es la felicidad, y aún así, esta pareja,  se ríen, se lo pasan bien, disfrutan a más no poder de la vida, se reconocen que el uno sin el otro no son nada, e intentar caminar juntos... y como esta pareja, muchas que hacen exactamente lo mismo, incluso en peores circunstancias, lo que les hace más fuertes...

Y para colmo, ayer en “Sálvame” (estoy con horario de verano, lo pongo y lo aguanto como 1 hora) oigo la historia  de Victor Sandoval, y las barbaridades que dice de su expareja, y a una periodista que razonablemente dice que si eso mismo ocurriese con un matrimonio hetero, no se permitiría y sería violencia verbal y psicológica, que se lleva mucho y da mucho de sí.

Esta es la cínica sociedad, esto es lo que se permite, y esta entrada, es un guiño a las muchas mujeres y hombres que luchan por sus segundas relaciones, sus segundos hijos, que no hijos de segunda (los que hayan podido tenerlos)  y en especial a mi club, “EL Club de las Segundas Esposas”... que también le hay de las primeras y ¡¡ojo!! que yo también he sido primera, pero sabiendo lo que sé, me identifico más con el de las segundas...

Sé que es duro leer esto, sé que algun@ pondrá mala cara o arrugará la nariz, pero no me gustaría que se juzgase a nadie, sin oír al menos la otra versión, la que es más silenciosa... obviamente cada caso, cada relación, cada uno mismo, es un mundo, y no hay un caso igual a otro, pero incluso en el mundo gay, cuando el amor se termina, siempre hay uno que hace de mantis y quiere devorar al otro, o peor, se transforma en garrapata y le quiere chupar la sangre, poniendo de excusa cualquier cosa..., en mi caso particular, sé de lo que hablo, soy madre y padre economicamente, obviamente porque puedo, y de momento,  me conformo con que al menos, moralmente el padre esté presente, y  por lo menos ahí no falla, por ahora. Con poco me conformo, lo sé,  pero para mi, porque para mi hija es importante,  de momento, solo de momento, es suficiente. Es la diferencia, a veces, el amor se demuestra de una manera rara, y yo, el amor por mi hija, además de otras maneras, se lo demuestro haciéndola pasar de puntillas por encima de una decisión que en su día fue mía, al elegir a su espermatozoide, y no elegirle bien. 

VERANO...

Distinto, diferente, inimaginable, loco, cansado, mezclado, agitado, movido, nuevo, abierto, tannnnn maravillosoooooo... Hasta el punto...