miércoles, 28 de mayo de 2014

CON EL TIEMPO... TODO CAMBIARÁ...



"SEGUNDA ESPOSA, SI, PERO NO ESPOSA DE SEGUNDA


Un sabio refrán dice que uno no solo se casa con la pareja, sino con su familia. Valdría la pena agregarle y en caso de un segundo matrimonio, también se debe incluir a la primera esposa. En el cine y en los cuentos de hadas abundan los estereotipos acerca de esa segunda mujer que luce como una depredadora sexual, explotadora del marido o que es una madrastra, madrastra mala con mayúsculas.
El club de las segundas esposas,es una pequeña gran familia que se ha creado entre un grupo de mujeres, aunque tb hay algún hombre, porque todas tenemos la misma problemática. Y digo todas, porque casualidades de la vida, todas las que formamos parte de esta gran familia vivimos cosas muy similares. Seguro que existen primeras esposas que hay que quitarse el sombrero con ellas,y segundas que dejan mucho que desear,pero a nosotras nos ha tocado vivir esto. Nuestras vidas parecen sacadas todas de la misma película, porque todas, viviendo cada una en un sitio distinto, no conociéndonos de nada, sin ningún tipo de relación... Todas pasamos por el mismo infierno. Y yo me pregunto, ¿Por que?
Nosotras no queremos ocupar el puesto de nadie, ni queremos ser madre de sus hijos, solo queremos ser felices con nuestras parejas, y si tienen hijos, pues hacerle a esos niños su vida más fácil cuando están con sus padres y con nosotras, o al menos esa es nuestra intención. Pero sinceramnte, no nos dejan... Es más fácil para ellas, o quizás más divertido y una forma de intentar llenar su vida vacía, amargarnos la vida nosotras, insultarnos, amenazarnos,... Y no se dan cuenta que al final a nosotras no es a quien realmente están haciendo daño ni si quiera a sus exmaridos, sino que se lo hacen a sus propios hijos, y todo eso lo hacen porque están cegadas por un odio y un rencor que no es nada bueno...
Tenemos que quitarnos los miedos, y denunciar lo que nos están haciendo, tanto pública como judicialmente. Todas hemos pasado por las amenazas, insultos e incluso agresiones verbales y físicas, y todas hemos pensado que seria mejor no denunciar, porque les podía causar problemas a nuestras parejas. Realmente creéis que unas señoras que son capaces de denunciar falsamente a los padres de sus hijos, de humillarles y arruinarles no sólo económicamente sino tb emocionalmente, que son capaces de utilizar a sus propios hijos en su beneficio, les va a servir de algo que no las denunciemos? La respuesta claramente es no. Hay que denunciar la situación en la que están nuestros hijos simplemente por nacer en un segundo matrimonio, estos menores no tienen derechos? Cuando por desgracia una segunda esposa queda viuda, se queda con una mano delante y otra detras o simplemente existen dos viudas, esto como puede ser? Si un hombre en vida no puede tener dos mujeres, por que existen dos viudas? No hay que tener miedo,y si tenemos que denunciar, pues hay que hacerlo y apoyar a nuestras parejas cuando tienen que hacerlo ellos, porque es la única forma de pararle los pies a estas señoras, de frenar esta injusticia que estamos viviendo. Ya está bien de que nos traten como si fuéramos despojos. Tenemos que unirnos y alzar la voz. No será fácil, será un camino de muchos baches, pero con la unión podremos llegar lejos y al final lo conseguiremos. Si algo he aprendido en esta pequeña gran familia es que cuando una se cae, siempre hay otra para tenderle una mano...
Nosotras,las segundas esposas, solo queremos que se tengan en cuenta nuestras vidas, nuestros hijos, nuestros derechos... Cosa que por desgracia,hasta el momento, no se hace nada de esto. Nuestros hijos son de segunda por venir después?  Nuestras vidas son peores que las suyas por llegar después? Nuestros derechos no existen por llegar después que ellas? Somos las segundas esposas, si, pero no somos esposas de segunda.

Beatriz Campo Quiralte"

Y no hay más que decir.

 

Entrenando

Ayer entré en el salón de mi casa... y al ver que yo llegaba... mi marido me dijo: "no quieres ver esto ¿no?" (tengo que deci...