miércoles, 1 de octubre de 2014

AGOY

Hace mucho no, muchísimo que no escribo, para lo que soy yo... 

Este año, lejos de tomarlo como un mal año... porque por suerte (o no), yo jamás he tenido un mal año... ha sido un año en el que,  he aprendido mucho, he dejado de confiar mucho, me he dado cuenta de mucho, y sobre todo he dejado de creer mucho... consecuencia: todo esto, me ha hecho crecer ... y mucho, y en muchas cosas, me ha dado la razón de mucho; algo que por otro lado, no ha sido una buena sensación, porque quien más ha perdido ha sido para mi, la inocencia y el género humano, que es malo, envidioso e interesado...

En lo que va de año, he aprendido de mi... cómo hacer frente a situaciones que no pensé que se fueran a dar, porque me parecían tan inverosímiles y tan lejos de la razón y la lógica, que aunque siempre te queda la duda, porque hay cosas que están ahí y se demuestran, y que aún estando preparado para cualquier cosa... después de todo lo habido en estos años anteriores... siempre hay cosas, que todavía hacen que se te caiga el alma a los pies, y te haga pensar... ¿qué futuro nos espera?

Comenzando por mi familia más directa, continuando por la justicia de este pais que es de pena, (y eso que no somos los más desafortunados) pasando por lo sucia y fea que puede ser la política, nadando entre personas que te hacen creer que tienes un fin común con ellas, como los animales  y lo que quieren es, como no puede ser de otra forma, aprovecharse de tu trabajo y esfuerzo... por no decir del dinero...

  Pero aún así, aún así, sigo valorando cada minuto de esos momentos, pensando que todos ellos me han dejado algo espectacularmente bueno que es, apartarme de todo, dedicarme a disfrutar y preocuparme por mi familia, mi marido e hija, que son los que realmente siempre están y que para mi asombro, no cambian ni de opinión, ni de parecer, ni siquiera de sentimientos a pesar de los pesare, porque siempre han tenido claro sus prioridades y nunca han dudado que pudiesen ser otras. Tienen enormemente diferenciadas a las personas que les rodean y saben perfectamente qué pueden esperar de cada una de ellas... algo que a mi a fecha de hoy... me sigue dejando sin palabras, porque yo en ese aspecto, ¡me equivoco tanto!. 
Estoy orgullosa de ellos, porque se respetan, saben cual es su lugar sin necesidad de demostrarse nada, son dos personas adultas (pero de verdad)... se quieren y lo que más les une, me quieren. Desde hace 2 años cambio tanto todo... y ¡me alegro tanto por los tres!

A día de hoy, estoy agradecida sinceramente, de lo que hemos formado, de lo que he conseguido, de que a pesar de todo, ellos me hayan demostrado cada uno a su modo, que no decimos que somos una familia, sino que lo somos y miramos por nosotros  y nos defendemos entre nosotros... y estamos juntos...

No sé qué traerá el futuro... sé que estoy llena, pero llena, pero llenísima de amor, de paz, de sosiego... he perdido toda esas ganas de luchar, todo el ánimo de enfrentar batalla... porque realmente, y es así de fácil, hay situaciones que no se pueden cambiar, los deshonestos, los mentirosos, los envidiosos, como se dice ahora, la gente tóxica tiene o que vivir de ti, o que querer ser el centro de atención, o  crear situaciones para que tu te puedas revolver... eso es así... como dice mi querido hermano, "quieren apagar tu brillo"

Me dicen que mi falta de ganas de luchar y de hacer frente, es un biorritmo, que es fruto de que he conseguido mi paz interior, y la verdad, me da lo mismo... sé que haré frente de una u otra manera a lo que venga sin limosnas de nadie, que lo que no va en lágrimas irá en suspiros, y que si falla un plan a), siempre existe un plan b); sé que quieta no me voy a quedar, y que haré lo imposible porque el mundo no, la sociedad, sea más justa con el que más se esfuerza, aunque haya zánganos y tóxicos que se empeñen en lo contrario... pero eso sí, a mi ritmo, sin tener que esforzarme y que mi vida gire por ello... creo que todo tarde o temprano llega... esta familia es la imagen de ello... todo nos pasa por algo... y hasta ahora, todo nos pasa para bien. 

Puede ser que "algo" o "alguien" nos haya cambiado... ;) pueden ser tantas cosas... y podrán ser tantas cosas las que cambien a partir de ahora... solo sé que a fecha de hoy, estoy feliz, estoy orgullosa, estoy tranquila... y lo que tenga que ser, será...

Namaste

Entrenando

Ayer entré en el salón de mi casa... y al ver que yo llegaba... mi marido me dijo: "no quieres ver esto ¿no?" (tengo que deci...