lunes, 17 de septiembre de 2007

SEPTIEMBRE, DE NUEVO SEPTIEMBRE...

Si, ya está aquí, parece mentira pero llegó septiembre. (mmm, me encanta)


Yo, llegué de las no-queridas vacaciones, mi hija, volvió a casa con mami, como El Almendro por Navidad; he vuelto al trabajo y a encontrarme con mi vida actual, y en definitiva todos hemos retomado nuestros quehaceres diarios.


Empezamos un nuevo año. Por supuesto, todos hemos dejado "algo pendiente" para septiembre, nuevos planes, gimnasio, dejar de fumar, novio?, boda? ... quien sabe, pero cada vez me gusta mas este mes... soy tan cuadriculada que septiembre me estimula a dejar atrás el caos que supone el verano. Si si, caos, de comidas, bebidas, salidas, entradas, visitas, viajes; con septiembre llega el orden.


Me ha llegado la noticia de que una amiga, en este mes se ha comprado casa y seguramente estrenará algo más (shshshshshshshshsh), en la oficina, dos "compis" se nos independizan y se van a vivir con los "Principes Azules" aunque sinceramente, éstas no son de lavar, planchar y cocinar, las enseñaron el cuento versión siglo XXI, así que no sé yo si acabarán comiendo perdices o tirándose las sartenes a la cabeza. Y aún hay más.


Pisar la oficina el día 3 de este mes, fue ver un desfile en mi despacho de gente que quería cambiar su vida de hoy para mañana, cuatro citas para divorcios express, increible, en una sola mañana. (Suerte a todos en el empeño)


Yo por mi parte también quiero cambiar algo en mi vida a partir de ahora. Tenía algunos flecos colgando que he decidido cortar y quiero ser la Blanca que era hace tres años, risueña, irónica, alegre ... . "Esa" Blanca venía solo a ratos a mostrarme lo qu eme estaba perdiendo y he decido que se va a quedar, que lo que pasó, pasó, y no vale decir lo mucho de menos que se echa ésto o lo otro, no quiero perder el tiempo, al toro por los cuernos y desde hoy septiembre mío, ahí voy...


VERANO...

Distinto, diferente, inimaginable, loco, cansado, mezclado, agitado, movido, nuevo, abierto, tannnnn maravillosoooooo... Hasta el punto...