jueves, 21 de abril de 2011

JUEVES SANTO

Esta semana ha sido de aupa, de estas de no respirar, comer por obligación y con una tensión dificil de soportar... hasta el punto de enfadarme con mi hija, mi marido, aunque luego les he pedido perdón por todo lo que aguantan, y "montar" en cólera con compañeros por cosas, que en otro momento, no me hubiesen afectado tanto. Es lo que tiene querer que el día tenga 48 horas como decía un amigo mio, que por mucho que queremos, tiene 24 y obviamente, no se puede llegar a todo.

Pero claro, hoy es jueves Santo, y hago un ejercicio de reflexión y me acuerdo de cuando leí Caballo de Troya, el 1, o cuando escucho a menudo en el coche a todo volumen Getsemaní de Camilo Sexto, porque aunque no soy de ir a Misa, si es cierto que soy creyente... muy creyente, y cuando tengo ganas de hablar con EL o con la Virgen, me voy tempranito a eso de las 9 de la mañana a la Caridad de Illescas, y les cuento... pero solo les cuento y les doy las gracias, porque no les pido, o al menos no les pido mas que lo que tengo, tengo la suerte de considerarme una persona muy feliz, tengo a mi familia, a mi hija, a mi marido, mi casa, mis mascotas, mis amigos (aunque no los vea todo lo que quiero), mis responsabilidades, mis ideales, mi trabajo... pues como decía, cuando me acuerdo de esa lectura de Caballo de Troya o de los gritos tan desgarradores y la letra de Getsemaní, creo que no tengo derecho a quejarme, que todo es bueno, y que todo aunque no sea bueno, pasa por algo y siempre hay que aprender.

Hoy es un día, que aunque le estoy disfrutando de manera muy light, quiero decir que estoy como en el anuncio de Ikea "tirada" porque el intelecto le tengo bastante petadito, es un día con un poso triste, porque hoy la humanidad, cometió el peor de sus errores, y dejamos escapar la posibilidad de ser otro tipo de humanidad.

Desde luego siempre le tengo muy presente a Cristo, como hombre y como Dios, y a todos los que quieren hacernos cambiar de opinión, que se asomen ya no a las ventanas, sino a las televisiones y vean a todos los pueblos de España haciendo juntos lo mismo, recordar tal día como hoy. Cierto es que habrá personas que hagan obstentación hoy de algo que ni ellos mismos creen, pero nosotros no somos nadie para juzgar, EL y sus conciencias están ahí.


No hay comentarios:

Entrenando

Ayer entré en el salón de mi casa... y al ver que yo llegaba... mi marido me dijo: "no quieres ver esto ¿no?" (tengo que deci...