miércoles, 10 de septiembre de 2008

A Noelia...


Te debo por lo menos, el darme el valor, sin que lo sepas, a tener mi propio blog.

No le hago mucho caso, pero es verdad, que cuando me pongo a escribir no paro, y por supuesto, no publico todo lo que escribo.

Nos conocemos desde hace creo yo, unos 7 años; nos presentó una tarde, me acuerdo perfectamente, un empresario taurino, y la verdad es que nos caímos bien desde el principio, pensé "qué mona va", lo que solemos pensar las mujeres en cuanto nos presentan a otra mujer, aunque la mayoría no lo dice, y a partir de ahí, nos ayudamos en lo que pudimos.

Anda que no nos ha cambiado la vida a ti y a mi, desde entonces; vamos a dejarlo en cambios, buenos , regulares, malos y muy malos, pero ¿para qué enumerar?

La nuestra ha sido de esas relaciones, que no se sabe por qué, pero están; que no te llamas, pero estás al otro lado del teléfono, que no hablas, pero en dos minutos te pones al día.

Si nos lo contaran de otras dos amigas, diríamos, al menos yo, que es imposible, que una amistad así no dura.

Aquí está la prueba.

Gracias por tu mención, es lo que digo, señal de que no nos olvidamos.

Creo que vales mucho, que te tiene que llegar un momento estelar, que darás que hablar con las audiencias tarde o temprano... tienes "algo", te he visto currar y lo sé, "comunicas" que da gusto con el público, aunque tengas una cámara delante, o te dejes adivinar entre tus renglones.

Sigue luchando niña, y a comerse el mundo...


Por cierto, no podré compartir tu premio... no tengo tantos contactos de blog, pero lo dejo en espera... llegarán.

2 comentarios:

Noelia Jiménez dijo...

Eres un cielo. De verdad. Has hecho que se me saltaran las lágrimas. Menos mal que no me ve nadie.

En la vida hay personas por las que merece la pena seguir. Aunque no las veas. Aunque no las oigas. Sólo porque sabes que están. Y que están contigo.

Gracias por ser una de ellas. Eres un sol, de veras.

Un beso enooooooooooorme.

Blanca Valero dijo...

Otro para ti, empiezas con tu mejor momento: cabeza y corazón, todo junto, se te nota al escribir.
Espero ser testigo de todo ello.
Un beso.

Entrenando

Ayer entré en el salón de mi casa... y al ver que yo llegaba... mi marido me dijo: "no quieres ver esto ¿no?" (tengo que deci...