miércoles, 10 de septiembre de 2008

RESUMIENDO...



Ha sido un verano especial, no he hecho nada fuera de lo común, no he salido de vacaciones, salvo un fin de semana que hemos pasado en Alicante y … otro fin de semana en Cáceres, pero ha sido de los veranos que más he disfrutado.
He disfrutado de mi hija, que ya está hecha una mujer, del tiempo libre, de la pareja, y realmente con el horario de verano, llevo de vacaciones desde el mes de julio, ya que es un gustazo salir a las 3 de la tarde y estar a “y cuarto” en casa.
El viaje a Alicante, ha sido regalo de las compañeras de trabajo, una escapada que no desperdiciamos nada y de la que vinimos muy relajados con un tratamiento de chocolaterapía. Desde aquí agradecer a mis compañeras su regalo y sobre todo a Ana, que conociéndola, la idea y el acto serían suyos. (Esta mujer, ha redefinido mi concepto de amiga).

El viaje de Cáceres, fenomenal también, ganamos hasta un concurso de baile de salón, sin saber bailar, así que imaginad el número…

Pero sobre todo… he disfrutado de mi casa, la he cogido todavía más cariño, este verano realmente ha sido mi hogar, mi casa y no quería estar en otro sitio.
Claro, que para ser sincera del todo, también es cierto, que con el miedo que me enfrento al otoño e invierno, me ha dado por ser hormiga en vez de cigarra.

Luego vino la tragedia con el accidente de Barajas, me pilló totalmente k.o, todo el mundo hablaba de un accidente, y me sentía totalmente desconectada… ha tenido que ser muy duro para las familias que se han roto; todas las vidas que han salido por televisión eran pedazos de otras, me quedaré siempre con una padre, que perdió a su hija y su exmujer, que se iban de vacaciones a disfrutar de su tiempo juntas.
Desde aquí y tarde, mi más sentida muestra de dolor, pero os he tenido muy presente, más a los familiares que han quedado, que a los que se han ido; momentos así deben cambiarte por completo para el resto de tu vida.

Y ahora, me enfrento a ese temido otoño-invierno; sé que habrá movimientos en la oficina, con idea segura, de que no abandone nadie el barco, pero las olas son altas y la “crisis” está esperando caídos… es momento de valor y lucha, y también salud, para afrontar lo que pueda venir. (Por Dios, si lo leo otra vez, lo borro)
Realmente no sé si es el miedo que nos meten, o la cantidad de carteles que veo tipo “ LIQUIDACIÓN POR CIERRE”, la que me hace estar preocupada por el momento que pasamos, pero lo cierto, es que la realidad no es buena y se nota…


No hay comentarios:

Entrenando

Ayer entré en el salón de mi casa... y al ver que yo llegaba... mi marido me dijo: "no quieres ver esto ¿no?" (tengo que deci...