miércoles, 10 de septiembre de 2008

Y LLEGÓ EL DÍA!!

No tengo vergüenza, lo sé; ¿qué decir?, ¿qué excusa pongo?
Ha sido tan lento y tan rápido a la vez.
Tiene razón Noelia, cuando me grita que actualice, pero al leer su blog, sinceramente me da de todo, ya que veo como lo hace, su soltura… y me acoj… y lo dejo para “mañana”.

Retomaré mi blog en julio… bueno ya en agosto.
Nos casamos sí, nada de “bodorrio”, boda divertidísima, colorida (aunque la mayoría iba de blanco), refrescante… genial.
No hubo muchos invitados, pero todos conectaron bien.
La ceremonia no se eternizó, en diez minutos listos, y entre la sed y el calor, no tardamos en ir al agua.
Ha sido todo especial, ha sido con la persona adecuada, y aunque pasamos pruebas duras, hemos conseguido seguir juntos.
Al menos yo, me he planteado a partir de mi boda, una nueva vida; no se queda en un dicho, realmente lo he hecho. Cierto es, que no tengo diferencia física anterior a la fecha de la boda, pero en mi cabeza, que es lo que más me importa y a lo que me da más miedo enfrentarme, creo que también lo he conseguido. Por mi parte, ha sido un paso muy meditado y muy temido, y le he dado sabiendo a lo que iba.

Lo dicho, baile hasta las tantas, música a la carta… nos bañábamos, nos secábamos y otra vez a la piscina, tarta especial para nosotros, hecha por la pastelería de al lado de mi oficina, que cómo serán las cosas y cómo aprendes en los detalles más pequeños; os cuento: me encapriché de una tarta tipo americana, de estas altas, con flores, perlas… era lo único… como decir, “especial” de la boda, pero unas semanas antes, me llamaron para anularme el “pedido” ya que se iban de vacaciones.
Y no pudo salir mejor, Mari, mi pastelera, la que cada vez que voy a por el pan (o el bollito de la mañana, en época de impuestos) me regala una mini caracola o varias, para las “compis”, me dijo que sin problema, su marido y ella se encargaban. Así pasó, que parecía que la tarta era para ella, venía con los catálogos de flores dulces, para ver cual me gustaba; ella misma, hizo los lazos que la adornaban y por supuesto, cuando fui a recogerla, no pude contener las lágrimas, era muy bonita, pero sobre todo, estaba hecha con mucho cariño.
Cuanto he aprendido, en pocos años, que picardeada estaba y que “cortes” me he llevado, porque queda gente “way”, sin dobleces, sin segundas intenciones, sin mala leche.

De todas formas, como en todo, hubo su punto negro o gris clarito; le ex de Tony, nos deleito con una llamadita el día anterior, y tuvimos unas palabras, bueno dije bastante más yo, pero la tenía ganas desde hacía mucho tiempo. Supongo que llamó para eso, para ver la realidad, supongo que movida por celos o ganas de “alegrarnos el día”, ya que no ha llamado nunca en cinco años, peeero, no creo que vuelva a llamar; aún así, pensé que mi hoy marido, se iba a mosquear, y tan solo me dijo, “que no hubiera llamado”, vamos para comérsele por lo pies, un encanto; así que la entiendo, perder a un hombre así, debe ser de no creerlo.
Bueno nos compadecimos y listo, se nos pasó rápido.
Disfrutamos del día, de la familia, que hasta en eso he tenido suerte, una suegra y suegro y cuñad@s geniales, de los amigos, pocos pero selectos…

Aquí os dejo muestra gráfica:

2 comentarios:

Noelia Jiménez dijo...

Jo, y me lo perdí. No tengo vergüenza.

Blanca Valero dijo...

La verdad es que nos lo pasamos genial, pero no te preocupes, solemos hacer fiestas por cualquier motivo; te llamo para la próxima.

Entrenando

Ayer entré en el salón de mi casa... y al ver que yo llegaba... mi marido me dijo: "no quieres ver esto ¿no?" (tengo que deci...