lunes, 12 de septiembre de 2016




Lo de la familia, merece un punto y aparte.
Es verdad, hoy lo comentaba en el trabajo.
Llega un momento, una edad, una circunstancia, un qué se yo, que de la noche a la mañana, te hace ver todo con una tonalidad distinta. 

¿Seremos nosotros, será la familia?

En estos días, se habla de la famosa boda de Rocio Carrasco, hija de la más grande. 
Veo, con asombro, que se la pone verde, por sus hijos, esos hijos que salen de las entrañas, y que parece ser que por eso, tenemos que aguantar de todo, de ellos, y de la parte de la familia que se escuda en ellos. 

Quizá, y digo "quizá", cuando sacamos la amistad que nos une, con La Dama de La Justicia y nos ponemos a juzgar sin piedad, poniendo aquí y quitando de allí en su balanza,  con la sabiduría del Rey Salomón, digo yo, que antes de "opinar", deberíamos informarnos de todas las partes habidas y por haber en algo tan peliagudo como es, The Family (sea la que sea). 

Por mi experiencia personal, ni los jueces dan en el clavo juzgando, es más, en los casos de divorcio, veo con asombro como tiran más hacía la madre, que hacía el padre, y lejos de mirar por el menor y la familia, la aplicación de la LEY es totalmente demoledora mayormente con los padres (que son los que también normalmente tienen ingresos fijos) y es a los que se se les puede expoliar de "su dinero" de "su casa" ... y de todo lo que sea "su". 

Como demos con una mujer sin ingresos (o que los cobra bajo cuerda), depresiva (pero que los viernes se cura de manera milagrosa hasta el domingo por la tarde, o en periodo vacacional cuando el niño/s está con el papá... y ella, "hace lo posible e imposible" por salir adelante, "porque la vida no va a ser toda, ser esclava de los hijos", pero que "la pobre" con niño a cuestas, no sabe qué hacer con su vida, "no encuentra" trabajo... vamos no la dan las fuerzas ni para cocinar...  vamos apañados !!

Eso si, esta sociedad nuestra pone el mundo patas arriba, cuando alguna mujer, decide, que sus hijos tienen todo el derecho del mundo a vivir con su padre, si es lo que quieren, hace su vida al margen de ellos, porque "al parecer", eso es lo que ellos desean, o mínimo, guarda silencio quedándose para sí las razones que sean por las que hace eso, y supongo yo, que tranquila, porque los niños están con la familia del padre y el propio padre, no van al matadero... entonces, nos sale a todos pero sobre todo, a todas las madres abnegadas de este país, ese Lucifer que todas llevamos dentro, y la ponemos a parir, si lo dicho, antes ponernos en sus zapatos. 

Y esto es así, es lo que hay... si miramos por los hijos, malo, pero si no miramos, peor... o igual de mal por lo menos. 

Y qué decir, que ahí tienes a la "family" en cuestión, cuando no son adosados o incluso, extraños, opinando, dirigiendo, apuñalando, juzgando, traicionando... en definitiva, jodiendo... sin escuchar, sin saber, pero teniendo poder de decisión, y empeorando una situación de por sí, complicada. 

y mi pregunta es ¿Tenemos todos unas vidas tan ejemplares, para tener que meternos en las vidas de los demás? ¿No estaríamos con las bocas cerradas, más guapos, no vaya a ser, que nos la tengan que cerrar con alguna contestación que no queramos oír?

La familia, que bien se está con ella, cuando se está bien... y si no nos entrometiéramos en lo que no nos llaman, se estaría mucho mejor. 

Palabras por supuesto, válidas también para la mía, familia que quiero mucho, pero cada uno en su casa y que, Dios, reparta suerte !!

No hay comentarios:

Entrenando

Ayer entré en el salón de mi casa... y al ver que yo llegaba... mi marido me dijo: "no quieres ver esto ¿no?" (tengo que deci...