jueves, 8 de noviembre de 2012

MÁS COMPLICADO DE LO QUE PARECE.


"50 Sombras de Grey"... ya me he leído el primero, y tengo esperando a los otros dos. Que esperen un poquito... me haré rogar.

No va de chico malo - chica buena; es más complicado que todo eso, o yo, como la protagonista le doy muchas más vueltas...
En definitiva me ha gustado, aunque hay algo que me sorprende de este fenómeno que por lo visto nos ha cautivado a todas, y es que libros como "El Arte de Pecar" de Jade Lee, no haya tenido éxito; y también me llama la atención, que este éxito venga dado por un libro... ya veremos la película, pero me da que no es lo mismo leerlo, que verlo; tenemos esa doble moralidad. 
Tampoco entiendo que digan que incita a la infidelidad, son dos personas sin ningún compromiso que libremente acceden a ciertos juegos, juegos que para nada te dejan impasible. Es más, estoy segura de que  más de un-@ se quedaría sorprendido al probarlo; al fin y al cabo y llevado dentro de un orden, es jugar. Un juego consentido por ambas partes... ¿y qué hay mejor que jugar?
Aún así y a pesar de todo su éxito, a este "controlador" le he encontrado un fallo, aunque quizá el fallo sea mío, y es que obviamente con 42 años, creo que hay ciertos detalles que me cuesta creer que cualquier mujer pase por alto, y no me refiero a su "cuarto de juegos"... eso forma parte de la partida; quizá sea la única que ha reparado en ello... aunque no lo creo posible, quizá como mujeres, preferimos ignorar lo que no nos gusta. Por cierto ¿algun-@ pondría una habitación "roja"?

Las relaciones no son perfectas; ninguna mujer en edad madura verá a un Sr. Grey en su marido y si vuestra idea es salir a buscarlo, valorad lo que tenéis en casa, porque a mi me da que no debe ser fácil de encontrar, y si se encuentra, no debe ser fácil de aguantar tanto cambio de humor.
Aún así, pone... y mucho, una pasada... de morderse el labio vamos...
Yo creo que sería recomendable que se leyese en pareja, uno y otro da igual el orden, tratarse de usted y disfrutar, porque al fin y al cabo, lo que no deja de apetecerte con este libro, es jugar.

Hoy, en Facebook, me preguntaban si este "Sr. Grey" sabía cambiar pañales y atender a un bebé... pues no retiro ni una coma de lo que he contestado, sinceramente no lo sé pero tampoco importa, no es el tema... y es más si a mi me tiene contenta, que no haya preocupación que ya los cambio yo. Parto (yo, en mi opinión) de que es difícil este juego, es complicado decirle a tu pareja "venga, átame... jugemos", para eso hay que tener mucha confianza, muchas ganas de hacer cosas nuevas, creer mucho en el otro porque por unos instantes tendrá toda tu persona en sus manos y viciversa... y no todas las parejas que yo veo, por muchos años que lleven casadas, por muchos niños que tengan y por muchas cosas que les unan... tienen ese grado de complicidad. ¡Ojo! cada uno es feliz cómo quiere y puede, como siempre este libro y lo que con él ocurra, debería ser por consenso "parejil"... yo sugiero (mmmm... bonita palabra) sugiero un comienzo: Que ambos lo lean.

PD.
Sr.Grey... Srta. Steele, precioso fin de semana en Navacerrada  ;)

¿Abrimos boca?





No hay comentarios:

Entrenando

Ayer entré en el salón de mi casa... y al ver que yo llegaba... mi marido me dijo: "no quieres ver esto ¿no?" (tengo que deci...