miércoles, 10 de noviembre de 2010

Otro noviembre...


Estamos en noviembre. Es un mes que me gusta y no. Me gusta, porque guardo un buen recuerdo del mes de noviembre, comencé una nueva vida un mes de noviembre (aún sin saberlo), pero creo que todo vino, después de que mi padre muriese un mes de noviembre.

Para hacerme entender, que él cuidaría de mi desde “arriba”, hizo posible, un noviembre que me cambiaría la vida, sin duda, para mejor.

Como todos los años, este es mi pequeño homenaje a mi padre, al que creo que no conocí mucho debido a mi edad, pero del que guardo un recuerdo muy tierno.

Siempre he pensando en su forma de pensar, en su manera de vivir, nunca tenía penas, y si las tenía, le duraban muy poco, quizá a eso se le llame ser irresponsable, pero yo veo más irresponsables otras conductas y se hacen de peor humor. Querer agarrar la vida con dos manos y espachurrarla hasta que salga todo su jugo... es lo que yo intento hacer.

Pongamos una sonrisa y una buena intención en todo lo que hacemos. Quizá con eso, ya se ganaría mucho en el día a día, y es que no debemos pensar más lejos... tan solo, en hoy.

No hay comentarios:

Entrenando

Ayer entré en el salón de mi casa... y al ver que yo llegaba... mi marido me dijo: "no quieres ver esto ¿no?" (tengo que deci...