miércoles, 21 de noviembre de 2007

OTRO NOVIEMBRE, SIN PAPÁ.


Hoy hace exactamente 18 años que le perdí.
Nos llamaron de madrugada, aún vivía yo con mi madre, y además, esa noche dormí en su cama, en su lado de la cama, con su Virgen del Pilar puesta. Una señal.
Nos lo temíamos, sabíamos que llegaría el momento y por un lado queríamos, él no hubiera querido verse así, en una cama, dependiendo de una máquina que le dijera, ahora respira, ahora no, pero por otro...

Aún recuerdo su testamento, hecho de prisa y corriendo en una servilleta de papel, queriendo dejar las cosas claras entre sus tres hijos y su Señora, como él llamaba a mi madre, y todos riendo sin parar, sin pensar en ningún momento, que ese trozo de papel de cafetería, era lo último que escribiría. Por cierto, no sé dónde está.
Estaba tan contento con su habitación, no le podía pasar nada, ya nos había tocado la famosa "china" de uno entre mil, con un tío mío, y "fíjate, Blanca hija, mi habitación qué vistas tiene, a la sierra de Navacerrada, ¿lo ves?, ¡¡LA BOLA DEL MUNDO!!" pobre, se le llenaba la boca con su sierra, su nieve, su esquí, su amigo Paquito, su escudo del "Club Alpino"...

No ha estado en muchos de mis momentos, aunque he perdido yo más que él, mi primer coche, mi boda, el nacimiento de mi hija, mi separación, mi "clik" de los 32, mi divorcio, mi nuevo amor, el cual se le parece muchísimo en la forma de ser, de bailar, de reír y para terminar de ser mágico, hasta lleva su nombre. ANTONIO. Otra señal; pero a su vez, le he tenido tan, tan cerca, siempre vigilando.

Aunque mi PADRE no haya estado en todos estos momentos, sé que ha estado pegado a mi y velando por mi. Lo presiento.

Para compensarme, lo mal que lo paso los noviembres, hace unos ocho años, me mandó un regalo que intento conservar, aunque a veces, mira que lo ponemos difícil. Estaba en un momento de cambio y coincidió con Noviembre. Vino en la misma fecha de su intervención, en la misma fecha en la que le dije "hasta luego", en San Justo, suena terrorífico, lo sé, pero para mi es La Señal; lo mandó, para que me diera cuenta de la diferencia, que no me conformara con lo que tenía, que la felicidad no viene sola, hay que ir a por ella y con ganas, que su "Carpe Diem" lo hiciera mío y me diera una segunda oportunidad, sin pensármelo dos veces. Y lo hice. Y me fue de maravilla. Y lo tengo metido en mi corazón y no creo que salga nunca. La pena, es que solo yo, soy consciente.

Mi padre siempre nos lo había dicho: "Cómo tenga una manera de comunicarme, lo haré, os diré cómo se está, en el otro lado" y lo ha cumplido, de diversas maneras.

Desde aquí, este recordatorio hacia ti, papá. Quiero que sepas que me llenas de orgullo, que pudo haber sido mejor, si, y más largo, también, pero que con lo que tuvimos, nos sobra. Calaste hondo, pusiste ese granito de picardía, esa sonrisa espontánea que me sale cuando algo no va bien, ese lado positivo que veías en todo lo malo y que a mamá la "sacaba" de sus casillas, ese "derroche" de "no dejes para mañana, lo bien que te lo puedas pasar hoy"... todo eso y mucho más.

Un beso para ti, dónde estés, que será muy cerca.

3 comentarios:

Nini dijo...

Hola tía!!!!
¿Qué tal? Últimamente no entraba en tu blog, y ayer ni me acordé, pero era de suponer que lo nombrarías...
Yo no recuerdo mucho de él, era pequeña, no se me olvidará verle en el la casa de Madrid, en su sillón, con su pipa, sus gafas y su pipa, jajaja...
Pero como tú, sé que siempre está ahí, vigilando, rodeándonos de Antonios...
Un beso muy grande!!!

Blanca Valero dijo...

Disfruto mucho de ti por ser la mayor.
Disfruto mucho de todos y de todo, es lo que se llevó.

LA DE, VAMOS AL GIMNASIO!!! dijo...

Me emocioné con tus palabras, la mejor forma de que sigan ahí es con el recuerdo positivo por parte de sus seres queridos como lo haces tu, FELICIDADES¿! por tu forma de recordar, es algo muy bonito.
¡SIEMPRE RECUERDA LAS COSAS BUENAS Y PERMANECERÁ SIEMPRE AHÍ!
UN BESO

Entrenando

Ayer entré en el salón de mi casa... y al ver que yo llegaba... mi marido me dijo: "no quieres ver esto ¿no?" (tengo que deci...